Cargando...

viernes, 4 de julio de 2014

Concurso Supertriángulos Editorial Novaro (Julio 1972)

clic sobre la imagen para agrandarla

¡La bicicleta! Fue lo primero que llamó mi atención en este anuncio, recuerdo que era el diseño de moda cuando era niño, y sin duda ustedes también reconocerán la famosa "Vagabundo".

Aunque claro que los dibujos de las motocicletas Carabela también son buenos, y no se diga de unas vacaciones pagadas de por vida en Acapulco.

Este comercial apareció en el número 107 de "Daniel el travieso", publicado en 1972 por la Editorial Novaro. Para quien sienta curiosidad, el precio del ejemplar era de $1.50, y claro, hablamos de los viejos pesos.

viernes, 4 de enero de 2013

Castillo y Zúñiga (Agosto 1892)

clic sobre la imagen para agrandarla

En el primer post de este año quiero compartir con ustedes un anuncio que llamó poderosamente mi atención. No sólo es el más antiguo de los que he publicado hasta ahora, sino que también es el más antiguo de Guadalajara en el que he visto un número telefónico. Apareció en un periódico de aquellos años llamado "El Continental", impreso en la parte baja del Hotel Humboldt, hoy llamado Hotel Francés.

En la época de este anuncio el servicio telefónico era nuevo en Guadalajara, y obviamente no cualquiera tenía un aparato en su negocio o su casa; el teléfono que aquí aparece (71), nos permite concluir que a lo sumo podía haber en la ciudad 100 teléfonos; en periódicos de años posteriores no eran comunes los anuncios con teléfono, por lo que concluyo que "Castillo y Zúñiga" era una compañía importante.

En lo que respecta a lo que ofrecían, la mercancía era muy variada, desde sobres para cartas hasta vinos importados, eso sin contar que eran fabricantes de cerillos. El adorno al final de la palabra "Recibimos" era para darle un aire de modernidad, y era muy utilizado por el impresor de "El Continental".

miércoles, 19 de diciembre de 2012

El Palacio de Hierro (Diciembre 1912)

clic sobre la imagen para agrandarla

En la época navideña es de rigor pensar en los juguetes para los niños, ya sean los hijos, sobrinos, ahijados, nietos, etc. Esto no ha cambiado desde hace siglos, y justamente por la cercanía de la Navidad, les muestro este anuncio, de una tienda departamental muy conocida.

Hay un par de cosas que llaman la atención: En primer lugar la vestimenta de la niña y su muñeca; si no comentara que este anuncio es de hace exactamente 100 años, no sería difícil deducirlo. En segundo lugar, la simpleza del anuncio, considerando que El Palacio de Hierro es una tienda de lujo. Sin embargo, era la norma para ese tiempo, incluso mucha de la publicidad era enteramente de texto. Hoy somos "totalmente  visuales", parafraseando el lema de la tienda.

Disfruten de esta imagen.